Archivo diario: 21 mayo, 2000


Antonio Salinero Pérez, seglar

He conocido a D. José desde que yo era un niño. Mi familia ha vivido siempre vinculada a la de D. José. Mi mujer y yo vivimos desde hace 28 años en la planta baja de la casa familiar y hemos tenido contacto con él hasta su muerte. “El cura”, como nosotros le llamábamos siempre, es el hombre más santo que hemos conocido. Era un sacerdote de cuerpo entero, centrado en Jesucristo y amante de la Iglesia. Cualquiera que se acercaba a él veía que este hombre se interesaba con un fervor especial por todo y por todos.

(más…)