Diario, 2 Junio ’85

Pienso que preciso de oración mucho más abundante; de mucha más mortificación… Intentaré esta noche dejar un cierto “cuadro hipotético”, y vivir luego los tres días siguientes en preparación inmediata y sobremanera alerta, vigilante, hasta el día solemne del Corpus…

(más…)


Diario, 25 Marzo ’83

Y muy ostensible; “que se note”, que sea testimonio para muchos, de la eficacia del amor divino.

No es que vaya a pasar las horas pidiendo; sino que la mera presencia de un tal indigente, es ya ruego en sí misma.

No avanzo apentas… Y urge, urge el desarraigo. Sacar las raíces plantadas hace tantos años; no sólo cortar los troncos y segar los tallos débiles, nuevos… sino arrancar las raíces para siempre. Y eso sólo puede hacerlo Él.

(más…)


Diario 6 Enero ’80

Considerando los cinco años que llevo en Toledo (¿o son cuatro?) debería estar ciego para no ver que he sufrido una mudanza muy seria. Y ello es un motivo más de confianza: quien comenzó la obra la acabará… Mas el progreso tiene sentido casi uniformemente acelerado. De manera que sin duda debo esperar, para este año, un adelanto mucho más raudo que en los cuatro precedentes…

(más…)


Diario. 21 Abril 1972

Y de todos sus objetos. Cuando todo ello ha sido desmenuzado, quemado, desvanecido, entonces el Espíritu nos llena, y traspasa, y sopla poderosísimo, incontenibe, a través nuestro. Y ello no es tarea horrible, como imaginan. Es asunto, no más, de confianza, de fiarse de Él, de no entercarse en resistirle, en obrar a nuestro capricho, según nuestro juicio, nuestro gusto, nuestro natural instinto. Asunto de oración, de recibir su palabra, de esperarla pacientemente, de seguir creyendo, aunque parezca que tarda… (más…)